Historias de Éxito

También, en Costa Rica, la planta Bridgestone fabricante de llantas, se hizo un levantamiento con emplazamiento energético en la planta, se establecieron las normativas del ISO 50,001 que se llama “línea base energética”, básicamente se implementaron las herramientas de gestión para poder comprender el comportamiento de consumo energético en base a su producción. Bridgestone en su producción tiene diferentes tamaños y formas de llantas y se relaciona su manejo energético en base a cada uno de los productos, igualmente, ocupan diferentes tipos de materias primas que relacionan el consumo energético para el procesamiento de la fabricación de sus llantas. Un caso interesante después de haber implementado una base energética y gestor energético. En base energética se logró determinar un aumento de su consumo energético sobre su producción; la producción es básicamente la misma pero el consumo energético era muy alto en dos dígitos y al momento hacemos un rastreo de que es lo que sucedía, se logró detectar que una materia prima había sido cambiada sin haber considerado las condiciones modelarías energéticas para que en un momento dado se hicieron, esto permitió hacer los cambios oportunos y mantener en línea la relación de consumo energético con su producción. Si esta línea básica energética no hubiera estado, la empresa jamás se hubiera dado cuenta del aumento energético en ese momento, y los costos productivos se hubieran elevado notoriamente, las márgenes bajarían y los costos ascenderían. Esta línea básica energética permite tener un control y medir el comportamiento energético en función de la producción.

Otra caso de éxito en Guatemala, nuestros asociados ganaron una licitación preventivo a través de la edición del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), en la cual se iba a desarrollar un emplazamiento con 10 empresas industriales, esto se llama a través de una organización de exportadores, Asociación de Exportadores de Guatemala (AGEXPORT), ellos gestionaron este apoyo donde se implementaría en diez empresas de diferentes tipos como textil, embotelladoras, procesadoras de formicas, frutas y verduras, maquilas. Se hizo un levantamiento de herramientas de gestión energéticas, auditorías energéticas, se establecieron líneas bases, y en las diez empresas el promedio de ahorro de energía eléctrica que se obtuvo fue el 17% para los próximos tres años. Está claro qué si las empresas ahorran energía eléctrica, ellas potencian el margen de utilidad, al hacer esto, pueden reducir precios con lo que se pueden introducir a mercados más competitivos de precios y poder llegar a otros países. Una implementación de herramientas de gestión energética permite una estrategia diferente de poder reducir costes a sus procesamientos, ser más eficientes, mejorar su margen y acceder a otros tipos de mercados.

Un caso más de éxito fue el entrenamiento y emplazamiento de medidas de ahorro energético y la preparación de la organización de Cemento Progreso en Guatemala, nuestras consultoras asociadas trabajaron de una manera escalonada, planificada y ordenada para que esta organización pudiera lograr la certificación ISO 50,001. Cemento Progreso es la cementera más grande en Guatemala, ellos tienen un consumo muy alto en temas de energía térmica para el procesamiento del cemento a través de hornos y materiales especiales que se utilizan para este caso. En todo el procesamiento del cemento se implementó las herramientas de gestión, se entrenó al personal, se elevó las competencias técnicas para auditores internos, se realizó la revisión documental interna, se preparó y entrenó a más de 150 ingenieros. Esto permitió que la organización quedara lista para que una tercera organización llegara y lo certificara el ISO 50,001.

Otro caso de éxito es la planta potabilizadora Las Pavas de ANDA, hicimos un emplazamiento en un área de bombas de dicha planta. La potabilizadora representa el 60% del agua potable que se transporta para San Salvador, que se obtiene del Rio Lempa y pasa por procesamiento de potabilización y bombeo; este bombeo tiene un consumo energético muy alto y sobre eso se hizo una valoración de campo energética, el ahorro que obtuvimos en esa planta representa en un 5% del consumo que se traduce a $300,000 al año, eso está documentado, valorado y valuado. Con esto, ANDA logra reducir su factura eléctrica gracias a ese emplazamiento y estudio.

Tenemos varios casos de éxitos, bajo El Salvador Sostenible introdujimos un sistema de gestión energético acorde al ISO 50,001 con Ingenio La Cabaña, lo que hicimos fue un levantamiento de campo, tanto de procesos productivos como de sus activos, comprendimos como se desempeña la energía eléctrica y térmica en los diferentes procesos de la caña de azúcar. Una segunda fase fue un emplazamiento en cómo funciona su planta de generación de energía a través del bagazo de la caña de azúcar y qué mejoras del procesamiento tecnológico se pueden implementar en sus equipos. ¿Qué logramos con esto? El ingenio logró bajar dos dígitos porcentuales de ahorro energético tanto eléctrico como térmico, esto le permitió reducir su costo de planta y costo de procesamiento de la tonelada métrica de azúcar; y elaborar energía eléctrica dentro del procesamiento permitió también que esa energía no se gastara, sino que se pudiese vender. El ingenio ganó por ambas partes, ahorro de energía en la planta y mejorar su margen de utilidad; y, por otro lado, ese margen de energía que se redujo se vende más.

previous arrow
next arrow
Slider