MEJORAR LA EFICIENCIA ENERGÉTICA EN LAS INSTITUCIONES CON LA NORMA ISO 50001

By: adminLATAM

Si usted es administrador o gerente de una institución, es necesario que se pregunte: ¿He capacitado idóneamente el recurso humano para poder exigir resultados de ahorro y gestión de energía en todas las áreas de trabajo?; u observa otras instituciones que entregan formas más eficientes en recursos para hacer sus tareas, o precios más accesibles en el mercado prestando los mismos servicios. A continuación, mostramos una respuesta a sus inquietudes.

Para lograr ser una compañía competitiva en la gestión energética y lograr aplicar tecnologías que otorguen ahorro energético es ampliamente demostrado que el primer paso hacia la Eficiencia Energética es capacitar al personal de  las empresas con los cursos pertinentes, en base la normativa ISO 50001, una gestión que permita alcanzar una
seguridad energética, y poder detectar ineficiencias energéticas.
La tendencia de la normativa ISO 50001 siendo una nueva modalidad en sistemas de gestión de energía está tomando pasos importantes, que nuestra industria, sin importar ubicación o tamaño de las instituciones, deberán adoptar en un corto y mediano plazo, en algunos casos, por requerimientos corporativos y prácticas de sostenibilidad ambiental, exigidas en la cadena de suministro por compradores internacionales, peor lo más
importante, por mantener competitividad en la gestión de recursos energéticos y un plan de contingencia a un aumento impredecibles en los combustibles.

Antes de una certificación ISO 50001, se pueden tomar acciones previas; por ejemplo, implementar “Herramientas de Gestión Energética” lo cual nos permite obtener ahorros inmediatos en nuestros costos operativos y ventajas competitivas en la operación, tanto en el proceso de manufactura específica de un producto en crecimiento o comúnmente llamado una línea nueva o antigua de producción; además, determinar si el nuevo equipamiento impactará positivamente en los costos energéticos y de proceso, diferentes industrias; por ejemplo, una operación hotelera, transporte por ruteo de los bienes, determinar el comportamiento energético en un centro comercial o supermercado versus compras efectivas, y así podemos enumerar más actividades productivas y servicios.

Para llegar a resultados de ahorro tangible en la energía, es necesario establecer una Política Energética en cada institución de acuerdo a sus necesidades que permitan implementar los protocolos de medición internacionales correctos, y así comprender el comportamiento de sus equipos de mayor consumo, los cuales serán bases importantes para la Planificación Energética con aplicación a los parámetros propios de su negocio, esto permitirá como resultados una contingencia, o previo panorama, por ejemplo, en caso que la energía o petróleo vuelve a sus precios altos, o si alguna materia prima importante sube precio de golpe, o cambian pronósticos de ventas, porcentaje de ocupación, unidades producidas, servicio otorgado, pacientes, u otros temas imprevistos.

Para implementar una gestión energética basada en la norma ISO 50001 como empresa LATAM SOSTENIBLE proponemos que las instituciones inviertan en formación y entrenamiento del talento humano para actualizar y elevar sus competencias y de esta manera poder realizar transferencias tecnológicas en conocimiento y experiencias de campo, que aquí en El Salvador no es la excepción, para esto se requiere una Metodología, que incluya un Mentoring y Coaching para reforzar conocimientos técnicos con talleres prácticos In Situ, que permitirá revisar y realizar una adecuada formulación de proyectos de ahorro y propuestas de mejora de medidas y bancables apoyadas por la implementación de tecnologías de ahorro energético certificado.

Las Herramientas de Gestión Energética implementadas permiten a las empresas, diferenciarse dentro del sector y que sus clientes las puedan identificar, para fortalecer su programa, RSE (Responsabilidad Social Empresarial), y prepararse con anticipación a la normativa ISO 50001 cuando sea requerida.

El esfuerzo por mejorar las competencias del talento en Eficiencia Energética no se limita al personal de mantenimiento, incluye, además, al responsable de producción, logística, aseguramiento de la calidad financiera; e incluso, la alta gerencia que luego de la capacitación se podrá visualizar que todos tienen participación directa en la operación o negocio.